4713-1111
¿Cómo medir una moldura? Cuando se trata de molduras, el espesor se indica primero. Por ejemplo, un diseño de marco de 14mm de espesor por 69 mm de anchura se designa como un “marco de 14mm x 69mm”.
Tornillos. Los mejores resultados se obtienen con tornillos de cuerpo recto, ya sean de tipo Soberbio (sin punta) o Autorroscante (con punta).
Contacto
Consulte a nuestros asistentes y obtenga toda la información que necesita en todo momento e instantáneamente a través de nuestro Whatsapp.
Cursos y Tips
Cursos
Si queres anotarte en alguno de nuestros cursos, envianos un mail a cursos@sacheco.com.ar , con tus datos , cursos al que queres participar y motivo.
Tips
  • Construcción en Seco
    • ¿Qué tipo de acabados se pueden utilizar?
      Las placas de yeso Knauf son de aplicación comprobada en tabiques, cielorrasos y revestimientos y permiten obtener superficies lisas con juntas tomadas. De esta manera se obtiene una base perfecta para la posterior aplicación de pinturas, empapelados, tapizado, revestimientos cerámicos y de otros tipos. Es recomendable dar una mano de imprimación previa. Los revestimientos como cerámicos y azulejos se colocan directamente con los pegamentos usuales.
    • ¿Pueden usarse los Sistemas Knauf en lugares con humedad ambiente?
      Los sistemas Knauf ofrecen una solución para cada tipo de construcción: en lugares con mucha humedad, como cocinas o baños, se utilizan placas que han sido sometidas a un tratamiento de impregnación que las hace más resistentes a la formación de manchas y hongos.Además, todos los conductos y líneas de alimentación y de evacuación se instalan por dentro de los tabiques, manteniendo un alto nivel de higiene y seguridad.
    • ¿Como se realizan reparaciones en las construcciones de placas de yeso?
      Con Knauf, los pequeños arreglos en cañerías o instalaciones eléctricas se realizan de una manera simple, rápida y limpia: tan sólo se requiere cortar la placa de la zona a reparar y, una vez realizado el trabajo correspondiente, se procede a tapar la abertura con un recorte de placa Knauf, cortado del tamaño que se requiera.
    • ¿Qué carpintería se utiliza?
      Se utiliza una carpintería normal. La diferencia está en los marcos. Se debe tener en cuenta el espesor total de los tabiques. Si son de madera, se termina la unión entra placa y marco con un tapajuntas. Si son metálicos, es recomendable que éstos abracen a la placa.
    • ¿Se puede realizar un revestimiento con placas de yeso sobre una pared con humedad?
      Sí, se puede realizar un revestimiento semidirecto ventilado con barrera de vapor que mejora la estética del lugar. Se debe recordar siempre que la placa debe quedar separada del piso entre 1 cm y 1.5 cm. a fin de evitar absorción de humedad. Cabe aclarar que esto no soluciona el problema de humedad sino que mejora el confort y la estética del ambiente. La humedad de la pared se deberá tratar previamente.
    • ¿Se pueden colgar objetos de las construcciones con placas de yeso Knauf?
      El yeso es un material constitutivamente sólido y durable, y los procesos industriales a los que son sometidas las placas de yeso KNAUF las hacen aún más resistentes, no sólo a los impactos, sino también al fuego y al ruido. Un tabique estándar, con una sola placa de cada lado, resiste 30 kg por fijación. Un tabique de dos placas por lado resiste 50 kg por fijación. Las placas de mayor espesor soportan mayores cargas. Con refuerzos adicionales de sencilla aplicación, se aumenta la capacidad de carga del tabique.
    • ¿Qué ventajas tengo con respecto a un sistema tradicional en el cálculo de la estructura de un Edificio?
      Una diferencia considerable que se descubre al utilizar los sistemas Knauf es el menor peso propio que va a tener que soportar toda la estructura del edificio necesitando menores vigas y columnas, y por sobre todo una menor base del edificio. Para dar una idea de este ahorro tenemos que un tabique de placa simple pesa un cuarto de una pared de ladrillos huecos y tiene una mayor aislación acústica.
    • ¿Qué durabilidad tienen las construcciones de placas de yeso?
      Las placas KNAUF son resistentes, durables y facilitan las reparaciones. Con una correcta instalación, los tabiques y revestimientos Knauf demuestran alta resistencia en todo sentido. Una construcción con tabiques Knauf dura toda una vida, al igual que una construcción con paredes de ladrillo. Con la diferencia, que las construcciones con las placas Knauf ofrecen prestaciones muy superiores.
    • ¿Es verdad que las placas de yeso no aislan el sonido?
      A diferencia de las paredes de ladrillos, los tabiques Knauf ofrecen más posibilidades a la hora de aislar acústicamente un ambiente. Muchas veces, las placas de yeso se utilizan incluso para mejorar la aislación de las paredes de ladrillo en forma de revestimiento. Mientras una pared de ladrillo hueco de 8 cm con enlucido de yeso aísla solo 35dB(A), un tabique simple Knauf aísla 39 dB(A). La aislación acústica requerida para divisiones en departamentos u oficinas según IRAM es de 37 dB(A) mínimo. Agregando material aislante en el tabique simple se logra una aislación de 45 dB(A) o más.
  • Madera Aserrada
  • Aislaciones
    • ¿La lana de vidrio es una lana mineral?
      Si, la lana de vidrio es una lana mineral al igual que las lanas de roca. Por una cuestión de costumbre en el uso de los nombres generalmente en Argentina se confunde la situación creyendo que solamente la lana de roca es lana mineral, en otros países sin embargo el tema está bien claro y cuando se habla de lanas minerales se entiende claramente que la referencia es a ambos tipos de lanas.
    • ¿Por qué los rollos de lana de vidrio Isover presentan un volumen mucho menor al nominal?
      Los productos de lana de vidrio Isover Telstar tienen la propiedad de poder comprimirse cuando se embalan y de recuperar luego su espesor nominal cuando se los instala. Esto permite lograr grandes ventajas en cuanto a la reducción del espacio de almacenamiento, a la facilidad de manipuleo y sobre todo produce un ahorro muy importante en los costos de transporte. El volumen de los productos de lana de vidrio en su embalaje original es en promedio de 1/5 de su volumen nominal dependiendo de la densidad del producto, en nuestros productos más recientes esta relación llega a 1/8.
    • ¿Cómo se debe medir el espesor de un producto de lana de vidrio cuando se lo retira de su embalaje original?
      El espesor se debe medir siguiendo un procedimiento; este procedimiento establece básicamente que antes de medir el espesor se debe proceder a sacudir el producto que se va a medir con el objeto de acelerar el proceso de recuperación ya que en algunos casos puede tardar algún tiempo. Esto no hace más que adelantar la situación final del material instalado para poder controlar el espesor en el momento de su recepción, y no cambia ningún parámetro del mismo con respecto a los valores que alcanzaran estos parámetros espontáneamente luego de unas horas.
    • ¿Cuál es el comportamiento al fuego de la lana de vidrio?
      Excelente, la lana de vidrio es el único material aislante utilizado normalmente en la construcción completamente incombustible, su clasificación en el caso de los productos sin revestimiento es M0 según normas europeas y RE1 según nuestra Norma IRAM 11910. Esto se traduce en que la lana de vidrio nunca va a ser origen de un incendio y por el contrario en el caso de que se produzca fuego en algún otro elemento, la lana de vidrio actuará como una barrera contra la propagación del fuego protegiendo a las construcciones. Un factor importantísimo en un incendio es el humo, en general es el causante de los mayores efectos perjudiciales sobre las personas por varios motivos: reduce la visibilidad e impide el escape, impide respirar y causa asfixia y en el caso de algunos materiales que generan humos tóxicos los mismos son causantes de envenenamiento. La lana de vidrio no genera ningún tipo de humos en caso de incendios por lo tanto es el aislante más seguro para su utilización en las viviendas. Hay otros productos aislantes, generalmente los de origen orgánico que son combustibles y que además generan humos peligrosos, en algunos casos presentan aditivos que retardan la propagación de la llama, sin embargo siguen siendo combustibles y presentando una importante carga de fuego y con frecuencia esos aditivos hacen que los humos generados sean altamente tóxicos. No olvide por lo tanto tener en cuenta también las condiciones de seguridad cuando usted decida que material aislante utilizar para una vivienda, oficina, edificio comercial o industrial.
    • ¿Qué se puede hacer para solucionar los problemas de condensación?
      La solución a este problema es colocar una lana de vidrio con espesor suficiente. Esto dependerá de varios factores, siendo los más importantes las condiciones climatológicas del lugar ( temperaturas mínimas y máximas invierno-verano ), humedades, etc., no olvidando la barrera de vapor que debe acompañar la solución. La resistencia al vapor de agua que debe utilizarse dependerá en gran parte de los materiales con que esté constituido el cerramiento; pudiendo ser de aluminio, papel kraft, polipropileno, p.v.c., etc.
    • ¿La aislación térmica ayuda a la conservación del medio ambiente?
      Si, una construcción bien aislada reduce el consumo de energía para calefacción y refrigeración con lo cual reduce las emisiones de dióxido de carbono que se produce durante la combustión de gas, kerosene, leña y otros combustibles orgánicos. Estas emisiones de dióxido de carbono son las causantes del "Efecto Invernadero" que tanto preocupa en la actualidad al mundo entero.
    • ¿Deben aislarse los conductos de aire acondicionado y calefacción?
      Si, hay cuatro razones para aislar los conductos siempre y cuando se aíslan con productos de lana de vidrio. Primero, porque le permitirá ahorros importantes en sus facturas de energía (gas, electricidad). Segundo, porque contribuirá a reducir la transmisión de ruidos a través del sistema entre los distintos ambientes de su casa. Tercero, porque evitará que se produzca condensación en verano en los conductos de aire acondicionado con lo que eliminará el problema del goteo de agua que ocurre en los mismos. Cuarto, porque los productos de lana de vidrio permitirán proteger a su instalación del fuego con lo cual usted la hará más segura y en el caso de un incendio la lana de vidrio evitará que el fuego se transmita entre ambientes a través del sistema de conductos. La lana de vidrio puede usarse en forma de paneles de alta densidad para construir un sistema de conductos, es el caso de los productos Climaver Plus y Climaver Plata. Los sistemas de conductos hechos con Climaver presentan una excelente eficiencia térmica, una gran absorción del ruido y una hermeticidad muy superior a los sistemas tradicionales de chapa. Además, su sistema de construcción y montaje es rápido, seguro, económico, no requiere de instalaciones ni herramientas costosas y puede realizarse en el lugar de la obra ahorrando fletes y problemas de diferencias en los planos.
    • ¿Si tengo un muro de hormigón, ladrillos huecos o comunes, o bloques cemeticios que me conviene utilizar?
      Si la idea es utilizar una solución húmeda ya sea con ladrillos o algún tipo de bloques, es probable que el fieltro ROLAC, instalando el espesor correspondiente según cálculo sea suficiente, sino debo recurrir al uso del fieltro ROLAC PLATA, compuesto por lana de vidrio y una barrera de vapor de aluminio.
    • ¿La barrera de vapor hacia donde va dirigida?
      Del lado de mayor temperatura, es decir hacia el interior. Siempre va antes de la lana de vidrio si vamos de interior a exterior.
    • ¿Cuándo no es recomendable el ROLAC?
      Cuando la idea es revestir con placas de roca de yeso o madera. La resistencia al vapor debe ser mayor siendo posibles 2 soluciones.
    • ¿Qué pasa si en vez de rellenar con ACUSTIVER pongo más placas de roca de yeso en el caso de tabiques livianos?
      Si dejo una cámara de aire entre dos elementos como pueden ser placas de roca de yeso, madera, fenólicos, ladrillos huecos o macizos, hormigón, cualquier tipo de bloque, chapa metálica, etc. las ondas sonoras entran a rebotar dentro de la cavidad produciéndose un efecto no deseado: la resonancia, que facilita que determinados niveles de ruido pasen con menos dificultad. Al estar delimitado este espacio de aire por superficies no porosas, como recién se describieron, se producen mayores reflexiones y una amplificación del ruido. Por ello se aconseja rellenar esa cámara con un elemento que tenga una elasticidad lo más parecida al aire, para que las ondas puedan ser atenuadas.
      Si dejara la cámara de aire y le agregara una placa de roca de yeso estaré mejorando el aislamiento del tabique inicial vacío RW = 37 dB a 2 dB más. Por ello los procedimientos para obtener mejores resultados costo beneficio es primero rellenar el tabique simple con ACUSTIVER R, luego ACUSTIVER P 70MM y por último ACUSTIVER P 500. Si los valores de aislamiento deben estar en el orden de los 53 a 56 dB debería ponerse en cada lado de la estructura 2 placas de roca de yeso y el mismo procedimiento de los distintos ACUSTIVERES.
    • ¿Es mejor que mi pared tenga más masa o le aumente el espesor?
      Si tengo cualquier cerramiento pared, cubierta, entrepiso, etc. cuanto más pesado sea, mayor será el aislamiento acústico lo mismo sucederá si le aumento el espesor. _Ej. : En el caso de un muro de ladrillo hueco de 13,5 cm de espesor si aumentara su peso al doble, el aislamiento incrementaría aprox. 3 dB, lo mismo ocurriría si duplicara el espesor. Por ello es muy utilizado en la actualidad lo que se denomina MASA - RESORTE - MASA.??
    • ¿Qué significa sistema MASA-RESORTE-MASA?
      Hacer un cerramiento con mayor performance acústica. En vez de ser un solo elemento, donde la energía sonora se transmite por el mismo, será como mínimo a través de 3 medios, primero tiene que pasar por un material, luego por el elemento resorte y más tarde por otra masa. La energía se va desgastando con mayor facilidad. La no vinculación (desolidarización de las dos masas) por medio del resorte incrementa el aislamiento sensiblemente ej.: RW =47 dB, aprox 9 dB respecto al tabique con cámara de aire.
    • ¿En qué tipo de espacios es necesario que el tiempo de reverberación sea bajo?
      En locales como aulas, pasillos, bancos, hall, foyer, accesos, cines, hospitales, hoteles, restaurantes, radios, centros comerciales, aeropuertos, etc. En la mayoría de los casos, en lugares donde se concentre mucha gente, es decir varias fuentes sonoras simultáneas que van aumentando progresivamente el nivel sonoro dB del espacio. En el caso de fuentes sonoras que tengan que ver con instrumentos musicales ej.: salas de concierto los tiempos de reverberación pueden ser mayores pero deben ser estudiados por un profesional especializado.
    • Diagnóstico de problemas acústicos
      El diagnóstico de problemas acústicos, se obtiene: · Por mediciones: de nivel sonoro, de vibraciones, tiempo de reverberación. · Por información provista por el fabricante o proveedor de un determinado equipamiento. · Por la inspección ocular, que da una idea más precisa de cual es la situación real (materiales, dimensiones, etc…) y las posibles soluciones a implementar. Encontraremos gran cantidad de casos y muy variadas soluciones. Algunas con alto grado de complejidad, pero muchas muy simples. Siempre se encuentra una solución. La cuestión, como en todas las cosas, radica en la idoneidad con que se encara cada tratamiento. Reconociendo los problemas acústicos Es frecuente encontrar en proyectos y en obras ejecutadas, que no se ha tenido en cuenta el tratamiento acústico, de donde resultan viviendas invadidas por ruidos, gimnasios donde es impracticable un recital de música, una oficina gerencial sin privacidad, un salón de actos con escasa inteligibilidad, áreas de servicios que afectan al vecindario, recintos fabriles que refuerzan sus propios ruidos y cuanto otro ejemplo cada uno de nosotros tenga como experiencia. Existe una rama suficientemente desarrollada que está en condiciones de predecir estos problemas y de corregirlos cuando se trate de hechos consumados. Para ello se aplican principios comunes tanto para el tratamiento de una industria ruidosa como para una sala de teatro. En las notas siguientes se comenta sobre casos concretos de tratamientos acústicos que representan casos típicos de fuentes de ruido, cada uno de los cuales cuenta con tres fases que se deben superar para solucionar el problema.

      El tratamiento de los problemas acústicos reconoce tres fases:

      Se dice que el tratamiento de un problema acústico reconoce tres fases:

      A - Situación acústica existente o prevista. ¿De cuánto ruido se trata?
      B - Objetivo a obtener. ¿Hasta cuanto se debe reducir?
      C - Tratamiento a efectuar. ¿Cómo hacerlo?

      A - Situación acústica existente o prevista. ¿De cuánto ruido se trata?

      Poder determinar el nivel de ruido del cual se trata se resuelve simplemente con mediciones de niveles sonoros. Si bien no siempre se dispone de un equipo adecuado, teniendo en cuenta el "termómetro acústico" que hemos detallado anteriormente, se pueden obtener valores típicos para cada uno de los casos. Cuando se trata de maquinarias la información provista por el fabricante o proveedor y la inspección ocular dan una idea más precisa de cual es la situación real y las posibles soluciones a implementar.

      En el caso de molestias a vecinos, deberán medirse los niveles sonoros en el interior de las fincas supuestamente afectadas, tanto con las fuentes cuestionadas funcionando como con las mismas detenidas.

      En el caso de niveles sonoros en recintos industriales que afecten a las personas deberá considerarse lo estipulado en la Ley Nacional de Higiene y Seguridad.

      B - Objetivo a obtener. ¿Hasta cuánto se debe reducir?

      De acuerdo a lo reglamentado por la Ley Nacional de Higiene y Seguridad, las Normas IRAM y las ordenanzas municipales, se debe fijar un orden de prioridades para la atenuación sonora: Primero atacar a las fuentes reduciendo su emisión, luego atenuando los ruidos en el camino de propagación y solo tercero con protección individual.

      Lo primero es propio de especialistas en equipos industriales.
      Lo segundo es típico de los especialistas en acústica y en lo que nos debemos orientar.
      Lo tercero es lo que a veces se aplica primero y es el resumen de lo que se ignora.

      C - Tratamiento a efectuar. ¿Cómo hacerlo?

      Evitar los problemas tanto en los recintos industriales como los ruidos en viviendas vecinas de industrias, discotecas, y demás fuentes fijas de ruido se pueden lograr llevando a cabo tratamientos acústicos. Existen en el mercado materiales absorbentes y aislantes que permiten reemplazar los materiales que tradicionalmente se han utilizado para dichos tratamientos (fibras de vidrio o minerales) obteniendo resultados superiores; si bien estas últimas pueden ser importantes cuando se tratan problemas de temperatura, los materiales acústicos de última generación ofrecen una mejor performance y son predecibles en su comportamiento acústico. Estos ofrecen una serie de ventajas que podemos detallar: como ventajas directas podemos indicar su predicibilidad en el comportamiento acústico y de alto rendimiento. Como ventajas indirectas podemos mencionar: no desprenden impurezas, son de difícil combustión, fácil instalación, vida útil prolongada, no se desgranan, etc..
    • Diferencias entre absorción y aislación
      En general, existe un marcado desconocimiento del tema. Queremos a través de esta breve síntesis, marcar las diferencias entre estos dos conceptos y explicar que tipos de materiales de acondicionamiento acústico, se deben emplear en los distintos tratamientos. Es muy importante entender bien esta diferenciación, por cuanto ambas situaciones tiene soluciones distintas y los materiales a utilizar para resolver uno u otro caso son también sustancialmente diferentes.
    • ¿Que es la absorción acústica?
      Cuando se hace esta pregunta a quien no es especialista, pero tiene una vaga idea del tema acústico, la respuesta simple y vulgar que se escucha es: ...... es algo que se "chupa el sonido"..... En general la respuesta esta bien, pero habría que preguntarse además, para que queremos "chupar el sonido" o que logramos con eso?. Y aquí es conveniente pasar a hablar en términos más técnicos y precisos, sobre un concepto no del todo difundido y poco comprendido en general pero indispensable para quienes, sin ser especialistas, necesitan contar con ciertos conocimientos básicos bien entendidos, porque los aplicarán en su propia actividad.

      Hay dos conceptos fundamentales en acústica, que deben saber diferenciarse claramente, para comprender en que consiste el tratamiento de los sonidos y evitar errores o malos entendidos en lo que respecta al correcto uso de los materiales que se emplean para ese fin: uno es la aislación acústica y el otro es la absorción acústica ó fonoabsorción. Son conceptos diferentes que requieren también materiales diferentes.

      El concepto de aislación acústica es mas simple de entender y además es el que más se conoce en general por ser el más difundido, ...cuanto aísla un determinado material o cuantos decibeles menos de sonido pasa a través de un material..., a lo sumo quedará por saber a nivel no especializado si lo que se logra con eso es mucho o es poco, pero el concepto en sí podemos decir, que es fácilmente entendido y no requiere mayores explicaciones.

      El otro concepto que queremos profundizar aquí, porque es más abstracto y más difícil de entender, pero no menos importante que el anterior para el tratamiento y control de los ruidos, es el concepto de la absorción acústica, que por ser un concepto menos difundido, requiere ser tratado con mayor profundidad y mas asiduamente, sobretodo en términos de fácil comprensión pero que claramente expresen la esencia misma del concepto y eso es lo que se intentará ir desarrollando en esta nota.

      El ruido, proveniente de una o más fuentes sonoras (máquinas, equipo de audio o personas) se propaga por el espacio en forma esférica en todas direcciones. Cuando se encuentra o choca con una superficie "dura", una parte la atraviesa y otra parte es reflejada. Cuanto mas masa y rigidez tiene la superficie sobre la que incide, mayor es el porcentaje de sonido reflejado y a la vez menor es el sonido que la atraviesa, por lo tanto podríamos decir, que es como si se produjera una concentración del sonido, en el interior de un recinto. Así, una misma fuente sonora y de igual intensidad, generará un ruido mucho mayor dentro de un recinto cerrado, que si estuviera en un gran espacio al aire libre, donde no existen reflexiones.

      El sonido así encerrado, mientras no encuentra una superficie "blanda y permeable", continúa reflejándose por un determinado tiempo hasta que llega a perderse y desaparecer, por lo tanto, dentro de un recinto, el sonido escuchado es la suma del que incide directamente desde la fuente hacia nosotros, más el que nos llega reflejado en paredes, piso y techo. Al tiempo que perdura el ruido dentro del recinto se lo llama "tiempo de reverberación" y se mide en segundos. Para entender mejor esta idea, supongamos que damos una palmada fuerte y nos quedamos escuchando hasta que dejamos de percibir totalmente el sonido de la palmada. Ese espacio de tiempo en el que continuamos escuchado la palmada como un eco, es el tiempo de reverberación.

      Veamos de que modo incide el volumen del recinto en el tiempo de reverberación, analizando la siguiente tabla con recintos de diferentes tamaños:


      Hemos supuesto que el interior del recinto tiene todas superficies duras y reflejantes en paredes, piso y techo (por ejemplo revoques, Hº Aº, vidrio, baldosas). Vemos que a mayor volumen el tiempo de reverberación aumenta, esto se debe a que las reflexiones son más largas (mayores distancias entre paredes y techo) y el eco, producto de la reflexión, nos vuelve más retardado en función de la velocidad del sonido (1200 km/h).

      Esto lo podemos percibir claramente sobretodo en ambientes de gran tamaño donde sentimos que el eco perdura durante más tiempo, pero que inconvenientes nos trae dicha situación?. Por un lado, como dijimos, se está incrementando el nivel sonoro y eso ya provoca incomodidad o hasta puede llegar a ser perjudicial para la salud; pero hay otro problema muy importante que es la distorsión que se produce de los sonidos emitidos; sobretodo a medida que aumenta el tamaño del recinto. Si por ejemplo hay un orador o se está reproduciendo música, veremos que en cada punto de la sala el auditor percibe primero el sonido directo del orador o del ejecutante, luego la primera reflexión, en seguida la segunda y así sucesivamente todas las demás reflexiones que se siguen con escasas fracciones de segundo. Mientras tanto el orador o ejecutante continúan emitiendo sonidos, que se mezclan con las reflexiones que nos van llegando de sonidos anteriores y terminamos no entendiendo lo que se está diciendo o la música que estamos escuchando. Esta distorsión es producto de la reverberación del sonido dentro de la sala.

      Como se corrigen esas distorsiones? Precisamente con absorción acústica, que lo que hace es ir eliminando total o parcialmente las reflexiones sonoras, por lo que dijimos al principio que se "chupa el sonido", con lo cual se logra por un lado reducir el tiempo de reverberación haciendo mas comprensible la audición y por otro atenuar el nivel sonoro dentro de la sala, que se veía incrementado por las reflexiones y con esto se consigue un mayor confort acústico en el ambiente.

      La comprensión de este concepto es fundamental para encarar las tareas correctivas y saber seleccionar los materiales adecuados que puedan resolver el problema, pero esto será motivo de una segunda nota como continuación del tema, los materiales absorbentes acústicos.
    • Restaurant y confiterias
      Cualquiera de Uds. conoce seguramente algún restaurante en el que el bullicio generado en las múltiples conversaciones mantenidas en cada mesa, se entorpecen mutuamente generando un ambiente ruidoso que dificulta la conversación. Esta situación obliga a un continuo elevar de la voz para superar al ruido de fondo de las demás conversaciones, lo que también hacen las demás personas, entrando en un círculo vicioso que se corta solo cuando se retira una determinada cantidad de gente, determinando el fracaso de la reunión. Este es un problema común no deseado que se presenta por igual en todo el mundo cuando el recinto no tiene un tratamiento acústico específico, lo que ha dado origen a un modelo de tratamiento conocido como "Cocktail Party Effect". Es una situación particular que trata con fuentes sonoras (cada persona hablando) distribuidas, que deben ser inteligibles solo dentro de su grupo, por lo que se aparta de los tratamientos típicos de la acústica de salas (fuentes sonoras confinadas - escenario - que deben escucharse en todo el recinto) y el control de ruidos (fuentes sonoras distribuidas que deben escucharse lo menos posible).

      El proceso que da origen a este problema es el de las reflexiones sonoras en el contorno del local. La conversación que no es más que una de las formas que adopta el sonido, viaja no solo hacia el o los oyentes (campo sonoro directo), sino también en las demás direcciones, afectando a las otras mesas. Pero también llega hasta el techo y las paredes reflejándose, esto genera fuentes sonoras virtuales, como si nuevos oradores estuvieran ubicados en las paredes y techos, y desde allí dirigieran sus palabras dando lugar al llamado campo sonoro reverberente. Estos "oradores virtuales" no representan ningún beneficio para los integrantes de la misma mesa, ya que todos ellos se encuentran en el campo sonoro directo de su orador real. Por el contrario, representan la mayor parte del sonido indeseado que reciben los integrantes de las demás mesas.

      Una mejora en el problema, pero con grave perjuicio económico es disminuir la cantidad de grupos (o mesas) para atenuar la carga sonora total o lo que es lo mismo, aumentar la separación entre ellas. Otra forma es disminuir la distancia entre interlocutores (tamaño de las mesas). La solución racional es, aumentar la capacidad absorbente sonora de los contornos del local a fin de eliminar las reflexiones del sonido ("oradores virtuales") dentro del marco del modelo "Cocktail Party Effect".

      En forma resumida, el tratamiento consiste en lograr que la capacidad absorbente del local en el rango de las frecuencias de la palabra, sea tal que el campo sonoro reverberante no supere en intensidad al directo de cada orador en cada mesa. Esto hará que la señal (la voz del orador) sea por lo menos igual al ruido de fondo (las conversaciones de los demás). Esto se logra con una adecuada capacidad absorbente de los contornos, una distancia mínima entre mesas y máxima entre interlocutores que se deben fijar.

      Como una guía simple para encarar este tipo de tratamiento, podemos representar el siguiente ejemplo: si se tiene un local de 10 m x 25 m y 3,5 m de altura (planta igual a 250 m2, área total igual a 745 m3) se pueden ubicar hasta unas 17 mesas si se trata solo el 50 % del techo con las placas absorbentes FONAC de 35 mm de espesor; o hasta unas 30 mesas con un tratamiento en la totalidad del cielorraso, considerando una distancia entre interlocutores de 0,80 m a 1,00 m. Mayor cantidad de mesas (o menor distancias entre las mesas) comprometería el confort de los asistentes en cada uno de los casos tratados.

      Cuando el tratamiento del cielorraso sea parcial, debe procurarse que la distribución de las placas sea lo más uniforme posible, evitando concentrarlas en un solo sector. En todo lo anterior no se tuvo en cuenta problemas puntuales de mesas ubicadas próximas a paredes, especialmente en esquinas (que actúan como "espejos" del sonido). En estos casos debe tratarse adicionalmente a esos sectores, no incluyendo a estas áreas en los cálculos descriptos..
    • Diferencias entre absorción y aislación
      En general, existe un marcado desconocimiento del tema. Queremos a través de esta breve síntesis, marcar las diferencias entre estos dos conceptos y explicar que tipos de materiales de acondicionamiento acústico, se deben emplear en los distintos tratamientos. Es muy importante entender bien esta diferenciación, por cuanto ambas situaciones tiene soluciones distintas y los materiales a utilizar para resolver uno u otro caso son también sustancialmente diferentes.
    • Seguridad y Confort Acústico en salas de grabación y audio
      No siempre se encara el tratamiento acústico de una sala de grabación, de FM o TV simultáneamente con la adquisición de su equipamiento. Así es como se incorporan micrófonos, consolas y demás equipos de última generación del que resulta un producto final que no responde a las expectativas ni a la inversión realizada. La explicación en casi la totalidad de estos casos está en el tratamiento acústico deficiente de la sala.

      Debe tenerse claro que las señales sonoras transformadas en señales eléctricas desde que son captadas por el micrófono y procesadas por la alta tecnología del equipamiento, pertenecen previamente al antiguo campo de la acústica como rama de la física y responden a sus leyes inmutables. Desde su emisión, el sonido viaja hasta el micrófono el que también recibe al proveniente de una o más reflexiones con sus correspondientes retardos, niveles sonoros y distorsiones por cambios en su composición en frecuencias. Mucho o poco de este proceso quita calidad al sonido que es captado globalmente.

      Este proceso puede generar ecos, ecos autosostenidos o flutter eco (a veces traducido como "eco de flauta") y define tiempos de reverberación. El primero se produce (raramente en una sala de dimensiones reducidas) cuando un sonido reflejado llega al micrófono con un retardo de más de 0,05 s respecto al directo y con una intensidad que compite con él. Se lo percibe como la imagen intuitiva que todos tenemos de un eco : repetición del original con un valle temporal intermedio.

      El segundo se produce, cuando se tienen superficies reflejantes enfrentadas, una de esas superficies puede ser la pecera, una puerta o simplemente una pared sin tratamiento. El sonido reflejado repetidamente y en forma alternativa en esas superficies, lo mantienen por más tiempo que al resto que es absorbido por el tratamiento general de la sala. Se lo percibe en ciertos sectores de la misma como una prolongación inconveniente del sonido.

      En general solo se produce para ciertas frecuencias (normalmente medias o bajas) y se lo debe eliminar con un tratamiento adicional específico para ese rango de frecuencias.
      Ambos problemas están directamente relacionados con el diseño de la sala y se presenta muy frecuentemente cuando se "aprovecha" un recinto existente que originalmente tenía otro destino.
      Sobre el tiempo de reverberación nos extenderemos algo más. Este parámetro constituye la condición necesaria (aunque no siempre suficiente) para lograr una sala correcta. En lo que sigue se dan los lineamientos para no especialistas como orientación válida para lograr resultados plausibles.

      En primer lugar, debe fijarse como objetivo, valores de tiempo de reverberación propuestos por un especialista en la materia. No todos son coincidentes pero tampoco difieren substancialmente entre sí. En segundo lugar, debe definirse la cantidad de absorción a incorporar para lograr ese objetivo (lo que el especialista denomina Área equivalente de absorción). Finalmente, debe seleccionarse el material absorbente apto para lograr esa capacidad de absorción.

      Los dos tipos de placas acústicas FONAC, tanto el FONAC Class 1 como el nuevo producto FONAC STUDIO representan la tecnología más avanzada en materiales absorbentes acústicos.
      Están hechas a base de espuma "ignífuga" con terminación superficial en forma de cuñas anecoicas, siendo la solución fácil y adecuada para resolver los excesos de reverberación y nivel sonoro que se producen en ambientes cerrados o bien fuentes fijas que generan ruidos elevados y donde se requieren condiciones especiales de comportamiento al fuego.

      Las nuevas placas FONAC STUDIO tienen como principal característica la apariencia lisa pero tallada con más de 5500 micro – cavidades de fondo cerrado que optimizan las capacidades de absorción hacia las ondas sonoras de los ruidos. Están confeccionadas con tecnología de última generación , contando con la mayor seguridad, utilizando material ignífugo CLASS 1 – UL 94 HBF, que garantizan un alto poder fonoabsorbente para evitar la reflexión de los sonidos que se originan contra superficies duras de paredes o techos, logrando una confortable atenuación del nivel de ruido general.
      Se las puede utilizar como terminación en paredes y techos, en ambientes que requieren un perfecto acabado, tonos claros y condiciones ignífugas en las que no se admitan riesgos de fuego y se busque una perfecta terminación estética y seguridad para proporcionar el máximo confort acústico.

      Resultan especialmente indicadas para salas de música, salas de grabación, cabinas de control, estudios de radio, sets de televisión, donde se requiere una respuesta acústica definida del local, con precisos tiempos de reverberación.
    • La Acústica aplicada a oficinas
      En forma creciente se toma conciencia de la importancia que tiene el control del rui­do en el ambiente urbano y en particular en los lugares de trabajo. En las industrias y en todo lugar donde es dable esperar presencia de ruidos dañinos, a fin de proteger la audición del personal; en oficinas y otros sitios menos ruidosos, para lograr condiciones adecuadas de trabajo.

      A las oficinas compartimentadas tradicionales, se agregó como una tendencia desde hace ya unos años, las de planta abierta como sitios de trabajo de ocupación extensiva de personal. A estas últimas nos referiremos por ser las más comprometidas en los objetivos acústicos.

      Los ruidos perturbadores en oficinas como ámbitos de trabajo, están relacionados con la inteligibilidad, la privacidad, la capacidad de concentración y con el confort.

      En las oficinas compartimentadas tradicionales (ahora convertidas en gerencias y salas de reunión) es deseable que la inteligibilidad sea alta para comprender el mensaje oral en todo su interior. Por el contrario, en las de planta abierta debe ser bajo para que sólo en cada estación de trabajo se comprenda el mensaje generado en su interior y no el de otras áreas, ya que interferirían con la actividad propia.

      Para poder calificar la aceptabilidad del comportamiento acústico en el interior de las oficinas en planta abierta, se debe poder entonces, estimar la inteligibilidad. El concepto de inteligibilidad surge de ensayos estadísticos de laboratorio en los que numerosas personas responden sobre la comprensión de palabras pronun­cia­das, tanto formando frases coherentes como en forma independiente unas de otras. En este último caso, no se puede deducir las que no fueran claramente comprendidas a partir del resto, como sucede en el caso de las frases.

      Existe un parámetro normalizado definido como Indice de Articulación 1* (AI por las siglas en inglés) que se vincula con la inteligibilidad a través de curvas, de las que se extraen las correspondientes a frases y a palabras inconexas como se muestra en la figura 1. Este es el punto de partida para la predicción de la inteligibilidad.

      Es claro que la inteligibilidad es mayor para un mismo valor de AI cuando se trata de frases ya que se puede completar las palabras no entendidas con la compren­sión del sentido de la frase, a diferencia de las palabras inconexas. Por consi­guiente, deben lograrse valores bajos de AI para oficinas en planta abierta.

      Un criterio de compromiso es adoptar que AI < 0,2 para conversaciones normales, con pantallas de altura parcial limitando las posiciones de trabajo 2*. Como aún este criterio implica que pueden comprenderse el 80% del contenido de las frases, se puede aumentar la exigencia reduciendo ese valor hasta incluso AI = 0,05 como valor óptimo.

      La comprensión del mensaje oral indeseado depende del ruido de fondo, la distancia entre estaciones de trabajo, las características absorbentes del cielorraso, altura y características de las pantallas. Se harán breves comentarios sobre ca­da uno a fin de dar líneas de diseño.

      El ruido de fondo debería estar fijado por un valor expresado por un perfil NC cuya definición y valores por bandas de octavas están normalizado 3*. Estos máximos están referidos a lo permitido como inmisión de los ruidos exteriores a las oficinas: tránsito, voces, instalaciones electromecánicas y otros ruidos posibles. Ello supone considerar a los divisorios (horizontales y verticales) como elementos aislantes suficientes para atenuar los ruidos existentes o previstos en el diseño. En la literatura especializada se pueden obtener los niveles sonoros representativos de las distintas fuentes sonoras exteriores. En la tabla 1 se dan algunas fuen­tes de ruido, en la tabla 2, los valores de nivel sonoro de los perfiles NC normalizados y en la tabla 3, los perfiles NC recomendados para distintas oficinas tomados de la norma citada.


      De esta manera, si se tuviera el caso de una oficina común para la que el ruido de fondo no debe superar al perfil NC=35, y fuera de sus lí­mites se tiene o prevé como posible fuente de ruido perturbador a la conversación a nivel normal, el divisorio entre la oficina y su entorno deberá tener una capa­ci­dad de atenuación mínima, dada por la diferencia banda por banda, entre los niveles dados en la tabla 1 y los de la tabla 2 para NC=35. Así para la banda de 500 Hz, la atenuación deberá ser 62 dB – 40 dB = 22 dB (valor de atenuación poco exigente).

      En la tabla 4 se dan sólo unos pocos ejemplos de divisorios posibles para oficinas. Para el ejemplo dado, cualquiera de las opciones de la tabla satisfacen lo requerido para la banda de 500 Hz (todos los valores superan a los 22 dB calculados).
      *Mediciones en laboratorio oficial de Argentina en condiciones de norma (IRAM 4063 / ISO 140)
      **Medición en laboratorio de Canadá en condiciones de norma (ASTM E90-75.

      La perturbación que producen las voces en otras estaciones de trabajo varía se­gún la distancia entre esas estaciones lo que modifica el valor del índice AI (y por lo tanto, la inteligibilidad) y depende a su vez, de la capacidad absorbente de las superficies de la oficina. A mayor absorción más rápidamente disminuye el sonido con la distancia. La superficie de mayor influencia es la del cielorraso, tanto por su mayor área relativa, como por ser la que más fácilmente es alcanzada por el soni­do (voces), al estar menos oculta por mobiliario, pantallas y demás objetos interiores.

      Así entonces, se debería contar con un cielorraso con capacidad absorbente elevada. En esa categoría se puede incluir a los que tengan un valor NRC > 0,7 ya que a partir de ese valor disminuye rápidamente el valor AI (ver figura 2). Como una buena regla práctica, se puede agregar que con tal cielorraso, con cada duplicación de la distancia entre estaciones de trabajo que no deben comunicarse entre sí, se produce una disminución del valor de AI en aproximadamente 0,15.

      En la tabla 5 se dan tres posibles revestimientos para cielorrasos que permiten ubicarse en la condición dada.
      *Medido en laboratorio oficial por el método de la cámara (IRAM 4065)
      **Material incombustible
      ***Material autoextinguible

      Las pantallas de altura parcial como contorno de cada estación de trabajo son esenciales para la independencia de cada una, pero nunca llegan a lograr lo que se puede esperar de los divisorios completos y que conforman las oficinas privadas.

      Las pantallas deben estar ejecutadas de manera que la capacidad de atenuación de sus componentes tengan un índice de atenuación sonora STC > 12 dB. Sus terminaciones superficiales deben ser absorbentes para evitar que las voces den­tro de cada estación se reflejen, incrementando el ruido en su interior. Su altura de­be ser lo mayor posible para asegurar una mayor privacidad.

      Con estas premisas, las voces y otros ruidos pueden superar cada estación pasando por sobre la pantalla e incidiendo en el cielorraso. Si éste es suficientemente absorbente, se puede aceptar que no se reflejará para dar a la estación contigua y/o otras más alejadas. Nuevamente la necesidad de contar con un cie­lorraso eficiente.

      El principal camino de paso del sonido de un lado al otro de una pantalla, es por la dispersión que se produce en el borde (difracción), que se puede "ver" como que el sonido se "desborda" por el canto superior, distribuyéndose tanto hacia abajo como hacia arriba. Así, lo que debería ser una zona de sombra al otro lado de la pantalla, es sólo una zona de penumbra.

      A modo de guía y en forma simplificada, se puede vincular primero la capacidad de aislación de una pantalla con sus dimensiones y luego con la variación en el valor del AI. En la tabla 6 se ilustra un valor representativo de atenuación para dos distancias de quien habla y quien escucha (involuntariamente) con la pantalla intermedia y su altura. Los oídos de las personas sentadas se considera a 1,2 m de altura.
      Para estas cuatro posibles condiciones, dos alturas de pantalla y dos distancias entre personas en puestos de trabajo contiguas, pero una a cada lado de la pan­talla que los separa, se dan las atenuaciones representativas de la última colum­na.

      Para el mismo orden de atenuación, la disminución máxima en el valor de AI es el que se muestra en la tabla 7.
      Los valores anteriores son los máximos que se pueden alcanzar, cuando el valor AI original (sin la pantalla) es 0,4 o superior. Cuando el original es muy reducido, la mejora con la pantalla es menor.

      Un párrafo sobre un posible piso duro, ya que influye en la capacidad de atenua­ción esperada para la pantalla cuando existe una separación de la base de las pantallas con el piso. Pueden esperarse disminuciones en la atenuación de las pantallas del orden de los 5 dB con separaciones de 2,5 a 7,5 cm al piso respecto a la misma pantalla sin la separación, o con una alfombra como solado. Debe en consecuencia, sellarse esa separación para un solado duro.

      Resumen

      En oficinas en planta abierta se puede alcanzar un ambiente de trabajo razonable mediante la baja inteligibilidad de lo hablado fuera de cada estación de trabajo. Este objetivo depende de la absorción sonora del cielorraso, las características de las pantallas, de las distancias entre los ocupantes de distintas estaciones y el ni­vel de ruido de fondo. Con materiales acústicos e ingeniería apropiados, es posi­ble lograr estos cometidos.
    • Como se diagnostica un problema acústico
      El diagnóstico de problemas acústicos, se obtiene:

      Por mediciones: de nivel sonoro, de vibraciones, tiempo de reverberación.
      Por información provista por el fabricante o proveedor de un determinado equipamiento.
      Por la inspección ocular, que da una idea más precisa de cual es la situación real (materiales, dimensiones, etc…) y las posibles soluciones a implementar Encontraremos gran cantidad de casos y muy variadas soluciones. Algunas con alto grado de complejidad, pero muchas muy simples.
      Siempre se encuentra una solución. La cuestión, como en todas las cosas, radica en la idoneidad con que se encara cada tratamiento.

      Reconociendo los problemas acústicos

      Es frecuente encontrar en proyectos y en obras ejecutadas, que no se ha tenido en cuenta el tratamiento acústico, de donde resultan viviendas invadidas por ruidos, gimnasios donde es impracticable un recital de música, una oficina gerencial sin privacidad, un salón de actos con escasa inteligibilidad, áreas de servicios que afectan al vecindario, recintos fabriles que refuerzan sus propios ruidos y cuanto otro ejemplo cada uno de nosotros tenga como experiencia. Existe una rama suficientemente desarrollada que está en condiciones de predecir estos problemas y de corregirlos cuando se trate de hechos consumados. Para ello se aplican principios comunes tanto para el tratamiento de una industria ruidosa como para una sala de teatro. En las notas siguientes se comenta sobre casos concretos de tratamientos acústicos que representan casos típicos de fuentes de ruido, cada uno de los cuales cuenta con tres fases que se deben superar para solucionar el problema.

      El tratamiento de los problemas acústicos reconoce tres fases

      Se dice que el tratamiento de un problema acústico reconoce tres fases:
      A - Situación acústica existente o prevista. ¿De cuánto ruido se trata?
      B - Objetivo a obtener. ¿Hasta cuanto se debe reducir?
      C - Tratamiento a efectuar. ¿Cómo hacerlo?

      A - Situación acústica existente o prevista. ¿De cuánto ruido se trata?

      Poder determinar el nivel de ruido del cual se trata se resuelve simplemente con mediciones de niveles sonoros. Si bien no siempre se dispone de un equipo adecuado, teniendo en cuenta el "termómetro acústico" que hemos detallado anteriormente, se pueden obtener valores típicos para cada uno de los casos. Cuando se trata de maquinarias la información provista por el fabricante o proveedor y la inspección ocular dan una idea más precisa de cual es la situación real y las posibles soluciones a implementar.
      En el caso de molestias a vecinos, deberán medirse los niveles sonoros en el interior de las fincas supuestamente afectadas, tanto con las fuentes cuestionadas funcionando como con las mismas detenidas.
      En el caso de niveles sonoros en recintos industriales que afecten a las personas deberá considerarse lo estipulado en la Ley Nacional de Higiene y Seguridad. B - Objetivo a obtener. ¿Hasta cuánto se debe reducir?

      De acuerdo a lo reglamentado por la Ley Nacional de Higiene y Seguridad, las Normas IRAM y las ordenanzas municipales, se debe fijar un orden de prioridades para la atenuación sonora: Primero atacar a las fuentes reduciendo su emisión, luego atenuando los ruidos en el camino de propagación y solo tercero con protección individual.
      Lo primero es propio de especialistas en equipos industriales.
      Lo segundo es típico de los especialistas en acústica y en lo que nos debemos orientar.
      Lo tercero es lo que a veces se aplica primero y es el resumen de lo que se ignora.

      C - Tratamiento a efectuar. ¿Cómo hacerlo?

      Evitar los problemas tanto en los recintos industriales como los ruidos en viviendas vecinas de industrias, discotecas, y demás fuentes fijas de ruido se pueden lograr llevando a cabo tratamientos acústicos adecuados. Existen en el mercado materiales absorbentes y aislantes que permiten reemplazar los materiales que tradicionalmente se han utilizado para dichos tratamientos (fibras de vidrio o minerales) obteniendo resultados superiores; si bien estas últimas pueden ser importantes cuando se tratan problemas de temperatura, los materiales acústicos de última generación ofrecen una mejor performance y son predecibles en su comportamiento acústico. Estos ofrecen una serie de ventajas que podemos detallar: como ventajas directas podemos indicar su predicibilidad en el comportamiento acústico y de alto rendimiento. Como ventajas indirectas podemos mencionar: no desprenden impurezas, totalmente ignífugos (como el Class 1) de fácil instalación, vida útil prolongada
  • Recomendaciones básicas de mueblería
    • Repisas
      Todos los materiales dispuestos en forma horizontal con ciertas condiciones de apoyo y sujetos a cargas (concentradas o repartidas) pueden sufrir deformaciones.
      En lo que es la estructuración de un mueble con sus diferentes partes y piezas, la repisa es la que queda solicitada directamente a lo anteriormente señalado. Por esta razón es de mucha importancia tener en cuenta el distanciamiento que tendrán los apoyos, de modo de conocer el peso máximo que puede soportar una repisa sin tener una curvatura o deformación excesiva y que no aumenta con el transcurso del tiempo.
      A continuación se enumeran las recomendaciones básicas en cuanto a distancias de apoyo, deformaciones y cargas admisibles para los diferentes muebles, utilizando Masisa Melamina en espesores de 15 y 18 mm.
      La deformación admisible corresponde a la deformación o curvatura máxima que puede tener una repisa al solicitarla a una determinada carga. Esta depende de la distancia entre los apoyos (D) y es por eso que se señala como una relación entre este distanciamiento y una constante de 180. La deformación máxima admisible recomendada es de D/180.
      El establecimiento de esta limitante tiene un origen netamente estético, ya que la superación de esta deformación no involucra una ruptura inmediata de la repisa.

    • Carga admisible
      Al tener establecida ya una distancia entre apoyos y al fijar un límite de deformación, indirectamente se establece un máximo de carga para estas condiciones.
      Dependiendo del tipo de mueble y repisa, existirán diferentes condiciones y recomendaciones, las cuales a continuación se detallan:



      Al colocar una cierta carga sobre una repisa se produce al instante una deformación elástica, lo cual significa que al retirar esta carga la deformación desaparece. Si la carga es permanente, comienza a aparecer una deformación estática o fluencia lenta, que no desaparece al retirar la carga. En las siguientes recomendaciones se considera este proceso.

      Acontinuación se entregan las cargas admisibles para cada distanciamiento considerando los muebles tipo y deformación de D/180.

  • Molduras
    • Cómo medir una moldura
      Cuando se trata de molduras, el espesor se indica primero. Por ejemplo, un diseño de marco de 14mm de espesor por 69 mm de anchura se designa como un "marco de 14mm x 69mm". Si se incluye la longitud ésta se indica al final "14mm x 69mm x 3,05m". El espesor de una moldura se determina midiendo desde el extremo superior hasta el extremo inferior de la pieza. El ancho se mide tomando la mayor dimensión.



    • Sugerencias para comprar molduras
      Cuando prepare la lista de materiales para su proyecto, anote el número de código de las molduras requeridas, por unidad de longitud de cada una. Por cada moldura requerida, siempre agregue un incremento por desperdicios de cortes, según los largos estándar disponibles. Calcule cuidadosamente y determine en qué lugar puede usar con eficiencia los tramos más cortos (sobrantes de otros cortes). Para medir el largo total, debe sumarse al largo, el ancho de moldura (Am") por cada inglete a realizar.



    • Herramientas necesarias para instalar molduras




    • Ajuste de ingletes
      Es la operación básica en el trabajo con molduras (Fig. 1).



      Al unir ambos perfiles deben formar un ángulo recto (Fig. 2).


      Un método fácil para crear una esquina perfecta sin necesidad de una caja de inglete es fijar las piezas formando un ángulo recto (Fig. 3). Luego cortar con un serrucho y quitar las partes sobrantes (Fig. 3 bis). Ésto sólo puede lograrse tratándose de molduras de superficie plana.


    • Cómo rebajar una moldura
      Usando una caja de ingletes, coloque a la moldura como quedará instalada en la pared, verticalmente contra la placa de apoyo (Fig. 4).



      Recorte formando un ángulo de 45º. El corte resultante (Fig. 5) revela el contorno del perfil de la moldura. El perfil servirá como plantilla. Sujete la sierra caladora formando un ángulo de 90º con la cara de la moldura y corte a lo ancho del perfil (Fig. 6).

      El resultado es una duplicación de patrón (Fig. 7) el cual se adaptará perfectamente a la cara de la moldura adyacente (Fig. 8).
    • Cómo hacer una plantilla de montaje
      Esta plantilla es simplemente un "molde" que le permite hacer rápidamente "marcos". Las dimensiones internas de la plantilla son equivalentes a las dimensiones externas del marco. La plantilla de montaje consiste en piezas de madera sobrante clavadas en cualquier superficie plana.


    • Cómo evitar el uso de ingletes usando bloques de esquina
      Cuando se instalan marcos en ventanas y puertas, frecuentemente se usan rosetones y zocalines creando una apariencia más atractiva.
      La instalación es fácil ya que no hay necesidad de ingletes ni uniones empalmadas, la medición es más sencilla.


    • Cómo empalmar una moldura
      Algunas instalaciones requerirán que la moldura se empalme para usar más eficientemente el material. Hay dos formas de empalmar una moldura de madera. Corte en bisel los extremos en un ángulo de 45º creando una unión vertical en la instalación acabada. Cuando los extremos cortados en ángulo se juntan forman una unión angular.


      Link de referencia: Decoforma
  • Como armar una cocina
  • Instalación de Cerraduras y Bisagras
    • Instalación de Cerraduras y Bisagras
      Existen en el mercado múltiples alternativas de herrajes para armar muebles, los cuales requieren ciertas indicaciones respecto al desfondado a realizar y el tipo de broca a utilizar. Estas indicaciones sirven para el trabajo en tableros de aglomerado, MDF, Melamina y Folio.
    • Cerraduras


      La herramienta más apropiada para realizar las perforaciones necesarias es el taladro convencional, idealmente de velocidad variable. Para evitar el astillado del recubrimiento, en los bordes de la circunferencia de la perforación, debemos utilizar brocas de carburo de Tungsteno (Widia). La pieza se debe sujetar con prensas al banco de trabajo, así como colocar un retazo en la zona de la perforación, a fin de evitar lastimar la otra cara de la pieza. Este mismo trabajo se puede realizar con una ruteadora, para lo cual se consideran las siguientes: 1. Utilizar una fresa de corte sumersión.
      2. Utilizar un molde, plantilla o matriz, según se indica en el gráfico.
      3. Realizar la perforación en DOS TIEMPOS.
    • Bisagras


      Por lo general, las bisagras que encontramos en el mercado están estandarizadas en sus medidas, siendo su diámetro de Ø 35 mm y de Ø 26 mm respectivamente.

      Al igual que para las cerraduras, la herramienta a utilizar es el taladro convencional, si bien la alternativa de la ruteadora es igualmente viable.

      Procedimiento de instalación
      1. Determinar el tipo de bisagra (según el diseño del mueble) para lo cual contamos con tres alternativas: Bisagra recta, bisagra semi curva y bisagra curva
      2. Realizar el desfondado con una fresa de Carburo de Tungsteno (Widia), de Ø 35 mm, 14 mm de profundidad aproximadamente.
      3. El perímetro de la circunferencia debe quedar a 5 mm del borde de la puerta.
      4. Colocar la bisagra elegida sobre la puerta para inmediatamente fijarla al vertical del mueble.
      5. La bisagra ofrece la posibilidad de un ajuste tanto horizont a l como vertical, por medio de los tornillos de montaje.





    • Número de bisagras por puerta
      El peso de la puerta, el ancho de la hoja, la calidad del material, la colocación de las bisagras y de las placas de montaje, son factores decisivos para determinar el número de bisagras por cada puerta. Los factores que se dan en la práctica varían en cada caso. Por lo tanto hay que considerar los números de bisagras mencionadas en el esquema como números aproximados. En caso de duda se recomienda hacer pruebas.


  • Instalación de Correderas de Cajón
    • Instalación de Correderas de Cajón
      Con el correspondiente uso de los tableros de partículas y fibras de madera, Masisa ha considerado las siguientes recomendaciones en la instalación de correderas, lo cual permitirá un ahorro en mano de obra y un aumento en la productividad. Esto se logra por la versatilidad de las correderas, su deslizamiento suave y silencioso, además de su montaje interior y regulaciones en 3 dimensiones.

    • Dimensionado de montaje
      Cada riel tiene un ancho de 12 mm ó 12,7 mm. Esta medida debe ser el mínimo a considerar y el máximo 13 mm. Con esta ligera tolerancia lograremos que los rieles se deslicen con facilidad.


      Aplicación

      Se recomienda que el riel esté separado 2 mm del vertical. Con esto lograremos que el cajón encaje en su totalidad y funcione el cierre automático.




      Separación superior del cajón

      Para permitir la inserción del cajón, en la parte superior hay una separación de 16 mm como mínimo.

      Recomendaciones adicionales
      Los tornillios tienen que estar completamente introducidos y nivelados con los rieles, y que la cabeza de éstos calcen en su totalidad para permitir el desplazamiento de los rieles.

      Estas sugerencias son aplicables también a las correderas telescópicas.
  • Recomendaciones Básicas para la Unión de Partes y Piezas
    • Tornillos
      Los mejores resultados se obtienen con tornillos de cuerpo recto, ya sean de tipo Soberbio (sin punta) o Autorroscante (con punta).

      Es recomendable que la relación del diámetro externo del tornillo con respecto a su diámetro interior sea lo más alta posible, es decir de hilo profundo. Esto garantiza uniones de mayor firmeza y duración.


      Al trabajar con tornillos de cuerpo recto sin punta, siempre se requerirá una perforación guía cuando se esté trabajando con tableros MDF.

      Es recomendable que la perforación guía sea más profunda que lo que penetrará el tornillo en el tablero, y su diámetro deberá ser igual al diámetro interior del tornillo.
    • Diámetros de tornillos
      El diámetro del tornillo debe ser seleccionado de acuerd o al espesor del tablero con que se esté trabajando. La siguiente tabla presenta la relación adecuada entre el espesor del tablero y el diámetro exterior de los tornillos re c omendados y sus respectivos diámetros interiores, los que deben ser considerados al realizar la perforación guía.


    • Posición de los tornillos
      Como regla general, los tornillos insertados tanto en la superficie como en la cara del tablero no deben estar a menos de 50 mm de las esquinas.



      Otro tipo de uniones
      En las distintas formas de ejecutar la unión, hay factores que inciden directamente en la resistencia de la unión:

      • Mientras más grueso sea, más firme es la unión.
      • Técnicas y tecnología empleadas en la ejecución de la unión.
      • Tipo de adhesivo.
    • Junta de empalme simple
      Este tipo de uniones (el borde de un tablero en contacto con la cara del otro), están expuestas a que el canto se abra .
      Como 1r a medida, se recomienda enchapar el canto lo que evita la abertura del tablero por simple roce .
      El uso de PVA (cola fría) y un adecuado trabajo de prensado, complementa esta unión.


    • Junta de empalme entarugada
      Esta unión, bastante resistente, tiene algunas consideraciones importantes:

      • Para obtener buenos resultados se deben utilizar tarugos estriados, permitiendo una distribución homogénea del adhesivo
      • El diámetro de la perforación debe permitir que el tarugo sea insertado en forma ajustada pero manualmente.
      Si el tarugo entra demasiado ajustado, o debe ser martillado para su introducción, el adhesivo podría ser desplazado, debilitándose la unión, y en casos extremos el canto del tablero se podría abrir.
      • La cola para fijar este tipo de unión debe ir sólo en los t a rugos y sus perforaciones. Si esta se aplica en toda la unión, el esfuerzo de tracción al que pueda someterse la pieza puede ocasionar la rajadura del extremo del tablero .
      • La separación de los tarugos es aconsejable cada 15 cm.
      • El tarugo debe quedar embutido al menos 25 mm en el canto del tablero y a no menos de 50 mm de la esquina del tablero.





    • Junta en esquina con ingletes
      Uniones a ingletes simples resultan resistentes, cuando se ha mantenido cuidado el fresado de las piezas, para el posterior encolado.

      Debido a que el ángulo que se forma al realizar la unión es bastante grande, la superficie bien encolada permite formar uniones resistentes para ciertas aplicaciones. El uso de los tarugos ayuda al calce de las piezas para su fijación final.



    • Junta en esquina con ingletes y lengüeta recta
      Una buena forma de reforzar la unión, es a través del uso de lengüetas.

      El adhesivo debe aplicarse a la lengüeta en el momento de instalar ésta.

      La unión con inglete y lengüeta es tan efectiva como cualquier unión encolada que se presentará en esta guía, a excepción del ensamble de Cola Milano.



    • Junta trabada con inglete en esquina
      Esta junta requiere fresas especiales para su ejecución. Permite combinar la apariencia limpia de una unión con inglete y la resistencia de una unión ranurada.
    • Juntas rebajadas
      Para este tipo de junta, se realiza un rebaje en forma de L en uno de los extremos del tablero. La otra pieza es ajustada en ese rebaje.

      La profundidad del rebaje debe ser entre 1/2 y 1/3 del tablero a cortar; el ancho debe ser igual al de la pieza a ajustar.

      En general son encoladas, aunque, dependiendo de la aplicación (si ésta es o no visible), puede asegurarse con tornillos, corchetes o puntas.



    • Junta a inglete con rebaje
      Esta unión combina las características de un inglete (junta limpia) y la resistencia de una junta con rebaje . Para un ajuste perfecto, necesita de fresas especiales para su ejecución.



    • Junta ranurada
      Similar a la junta rebajada, se realiza en una de las piezas una ranura. La otra pieza encaja en la 1ra.



    • Junta de ranura y lengüeta
      Combina la unión de ranura en un panel y con rebaje en el otro.



    • Junta a cola de Milano
      Esta es la junta más resistente de todas. Gracias a su forma permite un aislamiento perfecto de las piezas a unir. También requiere de un maquinado especial para un ajuste perfecto.
    • Instalación de traseras


  • Recomendaciones prácticas para la Aplicación de Adhesivos
    • Recomendaciones prácticas para la Aplicación de Adhesivos
      Existen diversos tipos de adhesivos para madera, según el tipo de aplicación deseada y el tipo de tablero que se emplee para tal efecto.
      Se pueden clasificar en tres tipos principalmente:

      • Cola fría, en base a PVA.
      • De contacto, conocido genéricamente como neoprén.
      • Termofusible, más conocido como hot-melt.
      Es necesario indicar que el adhesivo a aplicar depende en gran parte de las condiciones de trabajo, tales como la temperatura, humedad ambiental y del tablero, así como a la absorción de los materiales, método de aplicación del adhesivo y las tensiones internas de los materiales.
      Al pie de página se presenta una tabla resumen, con las uniones más comunes y el adhesivo recomendado para cada una. Es necesario indicar que para un tipo de unión es posible que exista más de un adhesivo disponible.
    • Cola fría
      Para las uniones rígidas, es decir ensambles y entarugados , también para el enchape de maderas y cantos, el adhesivo más comunmente usado es la cola fría; dado que form a uniones rígidas de alta resistencia, no contiene solventes, resiste sobre 80º C y es fácil de usar. Para las uniones rígidas, es decir ensambles y entarugados , también para el enchape de maderas y cantos, el adhesivo más comunmente usado es la cola fría; dado que form a uniones rígidas de alta resistencia, no contiene solventes, resiste sobre 80º C y es fácil de usar.


    • Preparación del tablero
      En general se recomienda una humedad del tablero entre un 8 y 14% para la aplicación de este producto. Sobre este valor no se garantiza un buen pegado, debido a que la humedad de la madera disminuye la penetración del adhesivo y por lo tanto su adhesión mecánica. Las partes a unir deben estar exentas de polvo y grasa, para asegurar una buena calidad del pegado.
    • Aplicación del adhesivo
      Aplique el adhesivo a una de las superficies en una capa uniforme y delgada. Para esto puede usar rodillos, extendedores, brochas, llana dentada, etc. La cantidad a aplicar depende de la capacidad de absorción de la madera, pero en promedio tiene rendimientos de 180 a 220 g/m2 aprox.


      En el caso de las superficies con mayor rugosidad resulta conveniente aplicar más cola o encolar ambas caras a fin de alcanzar un mejor humectado y un óptimo rellenado de las irregularidades.

      Se debe tener la precaución de no emplear cola fría a temperaturas ambientales inferiores a 5º C, pues esto se puede traducir en un atizamiento del adhesivo (formación de polvillo blanco), no lográndose que fragüe con la resistencia esperada. Si esto ocurriera es posible recuperar el adhesivo teniendo la precaución de calentar la cola a baño maría hasta llegar a una temperatura aproximada de 20º C.
    • Prensado
      Una ambas partes y aplique una presión suficientemente alta, como para asegurar el contacto entre las dos superficies. Procure que el adhesivo aflore en el borde al momento de la unión de ambas piezas, con esto se asegura que toda la superficie a unir quedó humectada. Dicha presión puede ser aplicada por distintos medios, ya sean prensas hidráulicas, neumáticas o manuales; lo importante será que la presión sea aplicada en forma pareja y no excesiva.




      El tiempo de prensado varía dependiendo de la temperatura, el tipo de tablero, cantidad de cola, presión de la prensa, etc. En general la presión debe mantenerse por tanto tiempo como sea necesario, hasta que la adhesión de las piezas sea tan firme que el objeto encolado pueda quitarse de la prensa sin que la unión sufra daños. Es necesario indicar que en el mercado existen cola frías de rápido fraguado, que disminuyen sustancialmente el tiempo de prensa y son particularmente apropiadas para épocas frías del año. Se recomienda en todo caso, seguir las instrucciones del fabricante en cuanto a aplicaciones e instrucciones de uso.
    • Limpieza
      En lo posible, el retiro de exceso de adhesivo debe realizarse antes de que ésta se seque, utilizando un trapo húmedo. Si está seco utilice un trapo con agua caliente y alguna herramienta, teniendo cuidado de no dañar el tablero.
    • Adhesivo de contacto
      Para el enchape de cubiertas con laminados plásticos, la aplicación de tapacantos de madera o melamina, lo recomendable es emplear un adhesivo de contacto (neoprén) .

      Este tipo de adhesivo, se caracteriza por su flexibilidad, resistencia al desgarre y resistencia a altas y bajas temperaturas. Dada la naturaleza del adhesivo, es indispensable aplicarlo en ambientes con buena ventilación, ya que presenta cierta toxicidad y es altamente inflamable.


    • Preparación del tablero
      Se deben limpiar muy bien las superficies a pegar, para eliminar restos de polvo y grasa.
    • Aplicación del adhesivo
      Aplique el adhesivo en forma pareja sobre ambas superficies, ya sea con espátula o llana dentada con el fin de asegurar una película homogénea.
      Posteriormente deje secar para permitir la evaporación d e los solventes, hasta que el adhesivo esté seco al tacto. Si debido al grado de absorción de la madera se requiere aplicar una segunda capa de adhesivo, se debe tener la certeza de que la primera está absolutamente seca.
      Es importante respetar el tiempo de secado dado por el fabricante, ya que de esto depende un buen resultado final del pegado. En general, se recomienda un tiempo de secado antes de la unión de las piezas (tiempo abierto) de 20-30 min., hasta que está seco al tacto.
      Si esta unión es cerrada antes de tiempo, se corre el peligro de tener zonas de englobamiento en la superficie enchapada. La unión del recubrimiento con el tablero Masisa se realiza presionando manualmente desde un borde del tablero , con el propósito de eliminar eventuales bolsas de aire.


      La presión ejercida debe ser lo más pareja posible, recorriendo la totalidad de la superficie, con el fin de asegurar un buen contacto entre ambas películas de adhesivo.
    • Adhesivo Termofundente
      Los adhesivos del tipo termofusibles (conocidos como hotmelt), están compuestos por resinas sintéticas de tipo term oplástico, que presentan excelentes propiedades de fluidez, fusión y aplicación, además de una muy buena adhesión. Este tipo de adhesivo es apropiado, como se mencionó anteriormente, para la aplicación de cantos, gracias a su fraguado rápido y continuo.
    • Pegado de cantos
      • Para pegar los tapacantos melamínicos, es necesario lijar primero el canto del tablero con lija grano 120, eliminando partículas levantadas y sueltas.
      • Elimine el excedente de polvo del canto del tablero.
      • Aplique adhesivo de contacto en el canto del tablero y en el tapacanto.
      • Para aplicar adhesivo sobre el tapacanto, clave un extremo del rollo al banco de trabajo y aplique el adhesivo desenrollando.



      • Una vez seco, una el tapacanto al canto partiendo desde un extremo y asegurando una adecuada fijación por medio de un taco de madera con puntas redondeadas.


      • La presión ejercida por este trozo de madera debe ser pareja y constante, para evitar que se sople.

      • Para la terminación elimine el sobrante con una lima fina o recortando con formón y luego elimine el filo del borde con lija grano 280, teniendo especial cuidado de no rayar la superficie.


    • Cantos termofusibles
      Existen en el mercado tapacantos de melamina con el adhesivo termofundente incorporado, el que permite aplicarlo con herramientas eléctricas de bajo costo, que f u n d e n el adhesivo mediante aire caliente, permitiendo utilizar estos productos incluso en pequeñas producciones.


      Sus ventajas están en una aplicación limpia, no formación de hilos y casi inodoro, y lo más importante, un tiempo de fraguado rápido (segundos).


    • Aplicación
      justar la máquina plegadora de cantos según instrucciones del fabricante. Se obtienen buenos resultados tomando en cuenta los siguientes factores:




      Asegúrese que la velocidad de trabajo sea tan alta que el adhesivo aún está suficientemente caliente y líquido, a modo de humedecer toda la superficie del canto cuando llegue a la sección de prensado.

      La cantidad de adhesivo necesaria a aplicar depende de los materiales soportantes.
      Ejemplo:

      Si se aplica una película muy fina la adhesión tendrá poca resistencia, asimismo si esta capa es muy gruesa (excesiva), se producirán uniones visibles y manchas.